Milán

img_20161101_112015

 

Acabamos nuestro viaje a Lombardía en la ciudad de la moda.. (si queréis ver el resto de nuestra ruta click aquí 4díasLombardíayTesino).

 

Milán se encuentra al norte de Italia y tiene dos aeropuertos, Bérgamo y Malpensa, a los que llegan compañías de bajo coste, pudiendo obtener un buen presupuesto para tu futuro viaje. Aparte, es un buen destino si quieres conocer sus alrededores. A una hora de Milán, aprox, te encuentras Pavía, Bérgamo, Lago di Como, Varese… Y a un par de horas te plantas en Verona, Turín, Bologna, Trento, Génova o la Spezia, siendo así un buen punto de partida en la bella Italia… 🙂

 

3

 

Nosotros íbamos con Easyjet y nuestro aeropuerto fue el de Malpensa. Escogimos ver Milán nuestro último día, ya que habíamos leído que todo lo que había que ver estaba muy centríco y más de un día sobraba (puedes ir más días, pero el centro de Milán se ve en nada).

El coche de alquiler lo cogimos muy cerca del aeropuerto, con la comodidad de que, a pesar de no estar en el mismo aeropuerto, teníamos traslados hasta la compañía de alquiler gratis (la ida y la vuelta). Elegimos Joyrent y el trato y el servicio han sido muy buenos, no hemos tenido ningún problema.

 

Dicho esto, y, teniendo controlada la hora de devolución del coche (13:00h en Cardano al Campo, Malpensa) y llegando a Milán a las 9:30h, creímos que teníamos tiempo suficiente para ver al menos lo más turístico.

 

Después de dar muuuuchas vueltas para encontrar aparcamiento privado, ya que la zona azul parecía algo imposible, y las señales de tráfico dejan mucho que desear…. Preguntando a la policía local conseguimos aparcar casi casi a las puertas del Duomo!!! 😀 En el parking Agnello.

Al salir del parking ya das a la Via Vittorio Emanuelle, así que ahí ya lo tienes todo!!

Os tenemos que avisar que los parkings en Milán no són nada baratos. Si hubiéramos tenido más tiempo, hubiéramos aparcado más lejos y hubiéramos cogido el metro, pero teniendo sólo 4h tenía que estar todo cerca o irnos directos al aeropuerto.. 🙁

Este parking en cuestión costaba 3€/hora. No está mal no? El problema venía a partir de la primera fracción de minuto de la segunda hora… Tanto si llevabas allí 1:01, como si llevabas 1:59 te va a costar lo mismo, 7€… Y la cosa se complica a partir de la segunda hora, que pasan a ser 15€, y así sucesivamente… augmenta más del doble por hora, una locura!!!!!!!

Es una buena forma de sacar dinero a turistas..

 

Una vez dejado el coche en el parking, cogemos rumbo en busca del Duomo… Teníamos tantas ganas de verlooooo!!!! Es impresionante, su arquitectura es una pasada…

 

img_20161101_102830 img_20161101_102947

Vista desde la parte trasera del Duomo

A la hora que conseguimos llegar a la plaza del Duomo, sobre las 10:00h, estaba abarrotada de gente.. Pensamos en entrar a la catedral, pero nos era imposible por el tema hora… Muy a nuestro pesar tuvimos que tomar la decisión de no ver su interior, ni su azotea… Así que empezamos nuestra ruta por la Galleria Vittorio Emanuelle II.

img_20161101_103353 img_20161101_104255 img_20161101_104433 img_20161101_104539

Galleria Vittorio Emanuelle II

Las galerías están formadas por dos arcadas perpendiculares con bóveda de vidrio que se cruzan formando un octágono. Están situadas en el lado norte de la Piazza del Duomo y conecta con la Piazza della Scala. Fue construída por Giusseppe Mengoni, y le pusieron el nombre en honor al primer Rey de la Italia unificada.

El uso de la estructura de hierro inspiró la Torre Eiffel de París.

En el octágono central de la galería encontramos un mosaíco. Éste muestra el escudo familiar de los Savoia con un famoso toro. Según cuenta la traidición, tendrá buena suerte aquel que dé un giro completo por encima del toro, con el pie derecho y los ojos cerrados… Y, si se hace el 31 de Diciembre a las 24:00h, dicen que la suerte durará todo el año!!

A ver quién es el atrevido que lo hace alrededor de tanta gente haciéndose fotos!!! 😛

 

 

Pasamos a la Piazza della Scala, donde encontramos el Teatro della Scala, el Museo Teatrale della Scala, el Ayuntamiento y en el centro, el monumento a Leonardo Da Vinci.

 

img_20161101_105215

Piazza della Scala

Seguimos paseando por la Via Mengoni, hasta que llegamos al restaurante Granaio y no podemos evitar parar a comprar un helado (y una crèppe) 😛

El helado lo elegimos de Pistaccio, un imprescindible en Italia, y tiramisú, y, la crèppe de nutella.

Creo que hemos comido helado y crèppes en todas las ciudades a las que hemos ido!!!! jejeje 😀

img_20161101_105544 img_20161101_110159

Granaio, Via Mengoni

Poco después del Granaio, volvemos a entrar en la Piazza del Duomo, y, girando a la derecha, nos encontramos con la Piazza Mercanti.

La plaza conserva su estilo medieval. El primer edificio que te encuentras casi de frente, es el Palazzo della Ragione. Es un edificio de ladrillo rojo en el que se albergaban los tribunales de justicia de la ciudad, en la parte de arriba, y en la parte de abajo estaba el mercado.

En frente de él, está el Palazzo dei Giureconsulti. Era la sede de la Cámara de Comercio. Su reloj fue encargado para señalar el horario comercial de la ciudad.

img_20161101_111337

Palazzo della Ragione y Palazzo dei Giureconsulti

Con el tiempo justo, nos fuimos a la Piazza del Duomo para, ésta vez sí, admirar la belleza del Duomo.

La plaza marca el centro de la ciudad de Milán, tanto geográfica como arquitectónicamente. Ha sufrido varias modificaciones, desde el retiro de sus tabernas, hasta la creación del arengario, donde el mismo Berlusconi pronunciaría discursos a la población.

Y, cómo no, en ella nos encontramos La Catedral de Milán.

De estilo gótico, es la sede episcopal de la Archidiócesis de Milán. Es una de las catedrales más grandes del mundo y sus ventanas son las más grandes que se conocen.

Se empezó a construir en 1386 y se acabó en 1965. En la cima de los pináculos se colocó una estatua de Napoleón, en gratitud a que ordenara a Carlo Pellicani (padre e hijo) acabar su fachada.

La puerta principal está dedicada a la virgen María, igual que la catedral, y cada recuadro cuenta un capítulo bíblico.

En Milán, igual que en Verona, tienen su propia tradición. Se cuenta que, si le tocas el pie a Jesús preso en la columna, volverás a Milán. También se cuenta, que primero se lo tienes que tocar al carcelero y después a Jesús.. Nosotros recomendamos ambas, así no os quedáis con la duda 😛

Sea como sea, si observáis de cerca todos sus detalles, quedaréis maravillados…

img_20161101_104027 img_20161101_104037 img_20161101_104054 img_20161101_104118

 

Y así, en la puerta del Duomo y con muchísimas ganas de haber entrado… Nos despedimos de Milán…

Os añadimos los precios que vimos en la taquilla, para que os hagáis una idea 🙂

 

img_20161101_112339

 

Qué hacer en Milán

  • Visitar el Duomo por dentro y por fuera, subir a su azotea
  • Galleria Vittorio Emanuelle II
  • Piazza della Scala
  • Teatro della Scala
  • Probar helados en Granaio
  • Piazza Mercanti
  • Santa Maria delle Grazie
  • Parque Sempione
  • Piazza Gae Aulenti
  • Cementerio Monumental

 

* Los sitios marcados con cursiva son los que nos hubiera gustado ir, pero por falta de tiempo no fuimos! Os invitamos a visitarlos, tienen muy buena pinta y creemos que son unos imprescindibles de Milán 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *