Verona

img_20161029_165107

 

Nos habían hablado tan y tan bien de Verona que pensé que la gente exageraba. Las expectativas eran cada vez más altas y yo empezaba a ir muy negativa. No podía ser todo tan bonito!!!!!!! Seguro que me llevaría un chasco… No quería ir tan positiva porque no era la primera vez que nos pasaba. Los gustos son relativos. Cada persona te lo describe según también lo que haya vivido allí…

Así que cuando Victor, el día antes a coger nuestro vuelo Barcelona – Milán (Si queréis ver el presupuesto de nuestra ruta en Lombardía click aquí 4díasLombardíayTesino), me dijo que el primer día de nuestro road trip por Lombardía podía ser en Verona, no me dejó muy convencida..

Íbamos a perder 4h en total, se tardaba 2h de Milán a Verona, con sus peajes respectivos…

Aunque una vez más, movidos por la aventura, tomamos rumbo a Verona!!!

Y.. Vaya sorpresón!!!!! No me pudo gustar más… Sus calles, su anfiteatro, la casa de Julieta, sus plazas, su gente… Qué bonito todo!!!!! He vuelto enamorada de Verona… Ahora entiendo porque Shakespeare situó allí su novela…

 

Verona es una de las siete provincias del Véneto. Está rodeada de colinas, y su paso del río Adigio, siendo obligatoria la construcción de puentes para pasar de lado a lado.

Entre 1797 y 1866 se convirtió en territorio austríaco cuando Napoleón firmo El Tratado de Campo Formio.

 

Al llegar a Verona, es fácil encontrar aparcamiento. Todo lo cercano al centro histórico es de pago, así que se reduce a las tres formas habituales de aparcamiento, zona azul, zona verde y parkings privados.

Nosotros aparcamos en zona azul dos calles antes de llegar a la Muralla de Verona. Justo antes de pasarla, probamos las típicas chips de Chips House, una cadena que tiene franquícias en Verona, Bérgamo, Pavía, Vigevano, Varese y Brescia. Lo más original, es que disponen de 22 salsas de todo tipo (y sin gluten) para que le eches a tus patatas!!! Y a un buen precio… Te las sirven en un cucurucho, genial para poder pasear sin perderte nada 😛

 

img_20161029_143737

Muralla de Verona

 

Al pasar la muralla, nos encontramos con la Piazza de Bra y el Arenas de Verona.

La Piazza de Bra es la plaza más grande de Verona. A su izquierda encontramos restaurantes, cafeterías y heladerías con terraza con vistas al Arenas. Al lado derecho de la plaza, nos encontramos con Palazza della Gran Guardia, donde actualmente se hacen conferencias, reuniones y exposiciones, y, el Palazzo Barbieri, que es el ayuntamiento de Verona.

El Arenas fue construído hace unos 2.000 años. En él, se celebraban los ludi, espectáculos y juegos romanos.

Eran tan famoso que iba gente de todos lados. Tiene capacidad para 22.000 personas (en la antigüedad cabían hasta 30.000) y se usa para conciertos y óperas.

 

img_20161029_144220

Arena

img_20161029_144436

Palazza della Gran Guardia

 

Dudamos entre entrar en el Arenas o no, pero la cola que había para coger ticket nos hizo decidirnos. Mucho tiempo más perdido, aunque seguro que habría valido la pena!!

Nos adentramos al centro histórico por la Via Mazzini. Fuimos callejeando hasta llegar a la Piazza delle Erbe. Está situada dónde antigüamente estaba el foro romano. En la plaza se encuentra la famosa fuente de la Madonna Veronese y, detrás de ella, hay una columna de mármol blanco que tiene en la cima el león de San Marcos, símbolo de la República de Venecia.

 

img_20161029_150439

Piazza delle Erbe

img_20161029_150840

Madonna de Verona

img_20161029_151018

León de San Marcos

 

Muy cerca de la Piazza delle Erbe, está la Piazza dei Signori, usada en la época romana para actos políticos y administrativos.

 

img_20161029_153838

Piazza dei Signori

 

Pasando por el mismo patio de la Piazza dei Signori, se llega al patio para subir a la Torre de Lamberti. Es una torre de 84m de altura. Se construyó en 1172 y en 1403 fue alcanzada por un rayo. En 1448 iniciaron su restauración y hasta 1779 no fue acabada, cuando le pusieron el reloj.

 

La torre tiene dos campanas: la pequeña, que señala los incendios y las horas del día, y, la grande, que se utilizaba para llamar al pueblo a las armas o para invocar a los consejos de la ciudad.

 

Desde arriba, obtienes vistas panorámicas a toda la ciudad.

 

img_20161029_152855

Torre de Lamberti

 

Y por fín, después de dar vueltas y vueltas por todas las calles, llegamos a la esperada Casa de Julieta… Aunque tengo que decir que me la esperaba de todas las formas menos así jajajajaja

Es un palacio señorial de origen medieval, aunque al reconstruir la historia, añadieron el balcón para darle más interés y realidad.

Si no es por la cantidad de turistas que estaban en la entrada, nunca hubiéramos sabido que allí estaba la Casa de Julieta… Está un pelín escondida.

 

Me encantó la entrada a la Casa de Julieta, dónde personas de todo el mundo habían dejado escrito sus nombres y corazones en una notita como símbolo de su amor. Todo hay que decir, que no quedaba ni una notita… las habían sacado todas, ya que la gente las enganchaba a la pared con chicles (que aún se ven) y fueron reemplazadas por escritos con permanente.

A los pies del balcón, se encuentra la estatua de bronce de Julieta. Es tradición acercarte a ella y tocar su seno, ya que según la leyenda, si lo haces, regresarás a Verona o encontrarás al amor de tu vida…

Hay que decir en que en Verona se respira romanticismo por todos lados… 🙂

 

img_20161029_154604 img_20161029_154738 img_20161029_155443 img_20161029_155950

Casa de Julieta

 

Y dejando atrás el centro histórico, nos dirigimos al Puente de Piedra. Sin dejar de callejear, acabamos cogiendo el camino más largo, pero seguro que de los más bonitos hasta llegar al puente, a orillas del rio Adige.

 

img_20161029_161949

Callejeando por Verona

img_20161029_162805 img_20161029_163520

Orillas del Río Adige

img_20161029_163947 img_20161029_164323

Puente de Piedra

 

Para disfrutar del Castillo y del mirador de San Pietro tuvimos que sufrir un poquito… Tuvimos que ascender por bastantes escaleras y colinas… Pero desde cualquier punto ya se dejan ver unas vistas increíbles.

 

img_20161029_164710 img_20161029_164735 img_20161029_165147 img_20161029_170404 img_20161029_170736

Castillo y mirador de San Pietro

 

La vuelta se nos hizo mucho más pesada… Estábamos bastante cansados, y las escaleras nos mataron jejejeje

Así que después de la visita al Mirador de San Pietro, volvimos sobre nuestros pasos, haciendo parada en la Forneria Mazzini para comprar un roll, y vamos en busca del Gusto Piadinerie, con muy buenas críticas en TripAdvisor. Tenemos que añadir que nos encantaron la Piadinas, las puedes elegir a tu gusto, incluso la masa, y a muy buen precio!!!! Lo recomendamos 100%… 🙂

 

img_20161029_175008

Forneria Mazzini

img_20161029_181925 img_20161029_182454

Gusto Piadinerie

Y con la barriga llena y el corazón feliz, emprendemos rumbo a Lecco, después de quedar enamorados de Verona… Estoy segura que algún día volveremos… 🙂

Qué hacer en Verona

  • Probar las patatas de Chips House
  • Piazza de Bra
  • Visitar (por dentro) el Arena
  • Piazza delle Erbe
  • Piazza dei Signori
  • Subir a la Torre de Lamberti
  • Casa de Julieta
  • Mirador y Castillo de San Pietro
  • Perderse por sus calles
  • Probar las piadinas

2 thoughts on “Verona

  1. Qué bonito todo, nunca me había imaginado que Verona era tan bonita. En febrero viajo a Milán, Frorencia y Venecia, si me da tiempo me pasaré a ver Verona que me ha encantado ❤️️❤️️❤️️

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *